• En terapia con el Padre

    En terapia con el Padre

    Es una obra, sumamente práctica útil y altamente significativa para afrontar las temporadas de dolor, pérdidas, y nuevos desafíos. Donde

  • ACELERACIÓN

    ACELERACIÓN

    ACELERACIÓN te ayudará a desarrollar todo tu potencial, así como de aquellos que lideras. Te guiará a sobreponerte a los

  • Te abrazo con el alma

    Te abrazo con el alma

    “Te abrazo con el alma” Es parte de mi historia y la de cientos de historias que compartieron muchas personas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Institucional

Misión, Visión y Valores

 MISIÓN

La Iglesia de Dios en la Argentina existe para anunciar la esperanza que hay en Cristo y manifestar amor a la comunidad, por medio del servicio integral a las personas y acciones que contribuyan con la justicia y la paz espiritual y social.

 

VISIÓN

Una iglesia trabajando por una comunidad transformada con el amor de Dios.

 

VALORES

La Biblia: es nuestra norma de vida.

La oración y la comunión con Dios: son nuestra prioridad.

La familia: tal como la define la Biblia, es un valor que cuidamos.

El amor y el respeto mutuo: son la base de nuestras relaciones.

La compasión y la solidaridad: son esenciales para el bienestar comunitario.

La unidad y el trabajo en equipo: son necesarios para el logro de objetivos.

La iglesia local: es fundamental para nuestra misión.

 

Historia Breve de la Iglesia de Dios

La Iglesia de Dios traza sus raíces en el año 1886, a una rústica casa ubicada entre la frontera de los estados de Tennessee y Carolina del Norte. Allí, ocho cristianos se reunieron con el deseo sincero de buscar más de Cristo. El grupo había tratado infructuosamente de reformar a sus iglesias locales, así que establecieron una nueva con el fin de restaurar las doctrinas de la Biblia, promover una mayor consagración, la evangelización y el servicio cristiano. Veintiún años más tarde, la Unión Cristiana nacida en Barney Creek, adoptó el nombre de Iglesia de Dios.

De esos humildes orígenes creció hasta convertirse en una de las denominaciones pentecostales más influyentes del mundo. Por casi 120 años, la Iglesia de Dios se ha distinguido por predicar el evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. Al momento, su membresía sobrepasa las seis millones de personas, distribuidas en 150 países. Los líderes de la Iglesia de Dios son muy respetados dentro del movimiento pentecostal.

Hoy, la Iglesia de Dios siente un llamado similar al experimentado en sus primeros días en Barney Creek. Sus congregaciones están experimentando el poder del Espíritu Santo como nunca antes. De todas partes llegan noticias sobre cientos de conversiones y vidas que reciben la llenura del Espíritu Santo. La Iglesia de Dios ha sido llamada a evangelizarle al mundo. También al discipulado y la oración, al compromiso, a ser un canal para el avivamiento pentecostal en este nuevo milenio.

 

UNA BREVE HISTORIA DE LA IDD EN ARGENTINA

La Iglesia de Dios en la Argentina se inicia de la mano de la conversión de un extranjero italiano, don Marcos Mazzucco, que llegó al país en el 1922 junto con su esposa Onorina Juana Pasquero, en busca de horizontes laborales, convertido al Señor el 15 de enero de 1928 luego de recibir un milagro de sanidad y en gratitud a Dios ofrecen su humilde hogar en la calle Gral. Frías, en el Barrio de Isla Maciel, Avellaneda, en la Provincia de Buenos Aires, para llevar a cabo reuniones hogareñas de adoración y predicación del Evangelio dando inicio así a una creciente congregación que más adelante en 1931 se llamará Iglesia Evangélica de Nuestro Señor Jesucristo y que ya contará con local propio. El crecimiento experimentado por ésta congregación fue no solo numérico sino también geográfico extendiéndose a diferentes barrios y ciudades vecinas.

Después de varios encuentros previos y suficiente tiempo de oración, el 30 de Junio de 1940, se firma la unión entre la Iglesia Evangélica de Nuestro Señor Jesucristo, nombre de la organización existente y la Iglesia de Dios por medio del misionero y su representante el Rev. J. H. Ingram. En aquella ocasión el Rev. Mazzucco es nombrado el primer Supervisor de la Iglesia de Dios en Argentina. De allí en adelante se inician nuevas etapas, que presentamos como décadas de progreso de la Iglesia de Dios en el país:

 

- 1940 a 1950: En esta década se encuentran los años que se caracterizaron por una visión misionera y extensión dentro del país.

- 1950 a 1960: Estos años fueron de pruebas internas a raíz de una división experimentada y posterior consolidación. 

-  1960 a 1970: Esta década se destaco por el crecimiento y el fortalecimiento de la organización.

- 1970 a 1980: Estos años se caracterizaron por el fortalecimiento de las bases teológicas.

- 1980 a 1990: Fue la década de cambios importantes en la Educación Teológica y Estructura de Gobierno y Administración Nacional.

- 1990 a 2000: Fue la década de consolidación y continuo crecimiento en las distintas áreas de la Organización.

 

Principios Doctrinales

Los principios doctrinales siguientes representan nuestras creencias las cuales, se fundamentan en las sagradas Escrituras

 

  • Arrepentimiento: Marcos 1: 15; Lucas 13:3; Hechos 3:19.
  • Justificación: Romanos 5: 1; Tito 3:7.
  • Regeneración: Tito 3:5.
  • Nuevo nacimiento: Juan 3:3; 1 Pedro 1:23; 1 Juan 3:9.
  • Santificación, subsecuente a la justificación: Romanos 5:2; 1 Corintios 1:30; 1 Tesalonicenses 4:3; Hebreos 13:12.
  • Santidad: Lucas 1:75: 1 Tesalonicenses 4:7; Hebreos 12:14.
  • Bautismo en agua: Mateo 28:19; Marcos 1:9, 10; Juan 3:22, 23; Hechos 8:36, 38.
  • Bautismo en el Espíritu Santo subsecuente a la limpieza: el impartimiento de poder para el servicio: Mateo 3: 1 1; Lucas 24:49, 53; Hechos 1:4-8.
  • Hablar en lenguas como el Espíritu dirija a la persona, como evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo:Juan 15:26; Hechos 2:4; 10:44-46; 19:1-7.
  • Dones espirituales: 1 Corintios 12:1, 7, 10, 28, 31; 14:1.
  • Las señales siguen a los creyentes: Marcos 16:17-20; Romanos 15:18,19; Hebreos 2:4.
  • El fruto del Espíritu: Romanos 6:22; Gálatas 5:22, 23; Efesios 5:9; Filipenses 1:11.
  • Sanidad divina provista para todos en la expiación: Salmo 103:3; Isaías 53:4, 5; Mateo 8:17; Santiago 5:14-16; 1 Pedro 2:24.
  • La cena del Señor: Lucas 22:17-20; 1 Corintios 11:23-26
  • Lavatorio de los pies de los santos: Juan 13:4-17; 1 Tiinoteo 5:9, 10.
  • Diezmos y ofrendas: Génesis 14:18-20; 28:20-22; Malaquías 3:10; Lucas 11:42; 1 Corintios 9:6-9; 16:2; Hebreos 7:1-21.
  • Restitución donde sea posible: Mateo 3:8; Lucas 19:8, 9.
  • La premilenial segunda venida de Jesús. Primero, para resucitar a los santos que han muerto y levantar a los creyentes vivos, hacia El, en el aire: 1 Corintios 15:52; 1 Tesalonicenses 4:15-17.
  • Segundo, para reinar sobre la tierra por mil aiíos: Zacarías 14:4; 1 Tesalonicenses 4:14; 2 Tesalonicenses 1:7-10; Judas versículos 14,15; Apocalipsis 5: 10; 19:11-21; 20:4-6.
  • Resurrección: Juan 5:28, 29; Hechos 24:15; Apocalipsis 20:5, 6.
  • Vida eterna para los justos: Mateo 25:46; Lucas 18:30; Juan 10:28; Romanos 6:22; 1 Juan 5:11-13.
  • Castigo eterno para los inicuos, sin liberación ni aniquilación: Mateo 25:41-46; Marcos 3:29; 2 Tesalonicenses 1:8, 9; Apocalipsis 20:10-15; 21:8.

¿En que Creemos?

Creemos:

1- En la inspiración verbal de la Biblia.

2- En un Dios que existe eternamente en tres personas, a saber: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

3- Que Jesucristo es el unigénito del Padre, concebido del Espíritu Santo y nacido de la virgen María. Que fue crucificado, sepultado y resucitó de entre los muertos. Que ascendió al cielo y está hoy a la diestra del Padre como nuestro Intercesor.

4- Que todos han pecado y están destituidos de la gloria de Dios; y que el arrepentimiento es ordenado por Dios para todos y necesario para el perdón de los pecados.

5- Que la justificación, la regeneración y el nuevo nacimiento se efectúa por fe en la sangre de Jesucristo.

6- En la santificación, subsecuente el nuevo nacimiento, por fe en la sangre de Jesucristo, por medio de la Palabra, y por el Espíritu Santo.

7- Que la santidad es la norma de vida, de Dios, para su pueblo.

8- En el bautismo con el Espíritu Santo, subsecuente a la limpieza del corazón.

9- En hablar en otras lenguas, como el Espíritu dirija a la persona, lo cual es la evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo.

10- En el bautismo en agua por inmersión, y que todos los que se arrepienten deben ser bautizados en el nombre de Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

11- Que la sanidad divina es provista para todos en la expiación.

12- En la cena de Señor y el lavatorio de los pies de los santos.

13- En la premilenial segunda venida de Jesús. Primero, para resucitar a los justos muertos y arrebatar a los santos vivos hacia El en el aire. Segundo, para reinar en la tierra mil años.

14- En la resurrección corporal; vida eterna para los justos y castigo eterno para los inicuos.

  • Directores

    Redes de Ministerios Educación Teológica Alejandro Barúa Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Red 4/11 Viviana Heidrich de Remotti Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Red 12/17 Jessica Cordero Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Principios Doctrinales
    Principios Doctrinales

    Los principios doctrinales siguientes representan nuestras creencias las cuales, se fundamentan en las sagradas Escrituras Arrepentimiento: Marcos 1: 15; Lucas

  • ¿En que Creemos?
    ¿En que Creemos?

    Creemos: 1- En la inspiración verbal de la Biblia. 2- En un Dios que existe eternamente en tres personas, a

  • 1
  • 2
  • 3
 
  • 1
  • 2