• En terapia con el Padre

    En terapia con el Padre

    Es una obra, sumamente práctica útil y altamente significativa para afrontar las temporadas de dolor, pérdidas, y nuevos desafíos. Donde

  • El Dios del movimiento

    El Dios del movimiento

    El Dios del movimiento es un libro que trata de responder a preguntas esenciales de la Iglesia de la actualidad

  • Una discapacidad con propósito

    Una discapacidad con propósito

    Este libro nos muestra parte de la vida de una persona ciega de nacimiento, que contra todo pronóstico, llegó a

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Artículos

III FUENTE DE LUZ

LOS CRISTIANOS SOMOS FUENTES DE LUZ.

(Mt. 5:14-16, Ef. 5:1)

La tercera fuente de luz que Dios dejo en el mundo, y para contrarrestar las tinieblas, son los hijos de Dios.

El apóstol Pablo dice que la creación gime y espera la manifestación de los hijos de Dios. El mundo tiene esperanza en tanto se encuentre al lado de un hijo de Dios.

Dios nos puso como luz al lado de alguien que está en tinieblas.

Ese joven del que hablamos que hace lo que hace porque se halla en tinieblas, si esta a tu lado, puede ser iluminado en su vida para hallar la salida. Y es entonces que reconocemos que no existe un límite en nuestras vidas, y que no se precisa lugares espectaculares, o plataformas para lanzar la luz de Jesús. Solo necesitamos estar al lado del que sufre, del que está hundido en la más densa oscuridad, de los marginados y olvidados; o quizás cerca de los más poderosos y odiados, que por esa imagen a veces lo dejamos afuera de la posibilidad de ser iluminados por Jesús, pero que de igual manera lo necesitan.

Los hijos de luz iluminan en público y de manera privada, desde el hogar hasta en los ámbitos laborales y recreativos, donde se encuentre una vida iluminada por Jesús hay esperanza para los que estén cerca de ellos.

 

“Pues Dios, quien dijo: «Que haya luz en la oscuridad», hizo que esta luz brille en nuestro corazón para que podamos conocer la gloria de Dios que se ve en el rostro de Jesucristo. 2 Corintios 4:6 (NTV)

Tu y yo somos la luz del mundo, pero esta luz no se puede esconder, esta luz no se puede tapar (almud)

Esta luz luce delante de los hombres y ellos nos ven y glorifican a Dios.

 

A. Necesitamos andar como hijos de luz. Ef. 5:8

Comprobando lo que agrada a Dios (v. 10)

Reprendiendo las obras de las tinieblas

Andando con diligencia (v.15)

Siendo entendidos del tiempo que vivimos. (v.17)

Siendo llenos del Espíritu Santo. (v.18)

 

B. Necesitamos estar conectados a las centrales de energía que nos da luz.

Jesús es una fuente de luz propia. Su Luz es eterna y autosuficiente.

La Palabra es fuente de luz propia. En ella hay vida y poder.

Pero nosotros tenemos luz para alumbrar mientras estemos conectados a estas centrales de luz, a JESÚS Y SU PALABRA. Jesús dijo “separados de mi nada pueden hacer”. Solo podemos iluminar en este mundo mientras nuestras vidas estén en plena unión con Jesús y tomados en fe de Su Palabra.

 

Dr. José Luis Remotti
Obispo Nacional IDD

0 Comments

II FUENTE DE LUZ

LA PALABRA DE DIOS ES FUENTE DE LUZ.

- Salmos 119: 105

- La Palabra de Dios es una fuente de luz que Dios nos dejo para que ya no andemos en tinieblas. Ella promete ser:

    A. Lámpara a nuestros pies. Es decir ella nos ilumina el día a día, el paso a paso, nos permite evitar tropiezos. Nos acompaña e  ilumina el camino.

    B. Lumbrera a mi camino. Ella nos muestra el camino más distante, nos anuncia el mañana, nos declaró el camino, nos advierte qué vendrá y nos enseña como estar preparados para el mañana.

Ella nos muestra el final, nos estimula a continuar y nos da una silueta de lo que nos espera.

Ella nos anima, enseñándonos todas las recompensas que nos esperan si somos fieles.

Ellas nos enseña el resultado de creer, el premio a nuestra fe.

    C. La Palabra ilumina nuestro entendimiento.

    D. La Palabra convierte el alma.

    E. La Palabra hace sabio al sencillo. Sal. 19

Pero esa Palabra debe ser oída, leída, creída, vivida y proclamada. No podemos perder una oportunidad tan buena como esta. Seguramente podríamos pensar que la Biblia esta devaluada aun dentro de algunos círculos cristianos, sin embargo la historia nos recuerda a gritos, que cuando fuerte fue la persecución a este libro, más poderosa se volvió la Iglesia predicándolo. Dios nos dejó, nos encargó y nos confió anunciar Su Palabra, que para muchos solo será reducido a un libro de fantasías e historias prestadas. Pero queridos hermanos, la Biblia es un libro de FE, un invitación a creerle a Dios aun cuando lo que nos dice y pide parece ridículo, no existe sobre la tierra un libro tan antiguo, pero tan relevante como la Palabra de Dios. Jamás existió un libro que no solo, motive, cautive e inspire a muchos, sino que transforme los corazones y modele vidas que socialmente estaban descartadas y las convierta en hombres y mujeres de bien, no lo hay.

Por ello la Palabra de Dios es una fuente de luz poderosa, pero que solo cobra vida y poder cuando la compartimos.

 

Dr. José Luis Remotti
Obispo Nacional IDD

0 Comments

I FUENTE DE LUZ

JESUCRISTO FUENTE DE LUZ 

Juan 8:12

“Yo soy la luz” declaró Jesús, “él es la luz” dijo Juan hablando de Jesucristo.

El profeta Isaías anunciando el nacimiento de Jesucristo, declaró “mas no habrá siempre oscuridad para la que ahora está en tinieblas (angustia)…El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz…(Is. 9:1-7)

Jesús es la luz, él vence las tinieblas, él trae vida, esperanza, paz, seguridad y salvación.

Juan dice que las tinieblas jamás prevalecieron contra la luz (Jn.1:4-4)

Quien siga a Jesús no andará en tinieblas. No puedes estar con Jesús y estar en tinieblas. Si conoces a Jesús, si él está en ti entonces las tinieblas resplandecerán.

Dios entrego a su Hijo para dar esperanza al mundo. Y esa esperanza se manifestará a través de la iglesia, de hombres y mujeres que han sido impactados por la luz de Jesús.

El apóstol Pedro dice que Dios nos eligió para anunciar las virtudes de Dios que nos saco de las tinieblas, para dar a conocer la luz Admirable (Jesús) 1P. 2.9, Col. 1:13

Debemos anunciar de Jesús, si queremos vencer las tinieblas, si queremos que el mundo no esté en tinieblas, debemos anunciar de Jesús. El Apóstol Pablo dice que a Dios le plació salvar al mundo por la locura de la predicación, por ello como Iglesia tenemos el gran desafío de abrazar como nunca antes el compromiso con la GRAN COMISIÓN. Esta es la más sublime de nuestras tareas, todas las demás son estrategias movilizadas por el amor al próximo, pero siempre con el propósito  de mostrar a Jesús la fuente de luz y esperanza

2 Corintios 4:1-6

Necesitamos anunciar a esa luz, y quien se encuentre con él y lo siga ya no andará en tinieblas.

 

Dr. José Luis Remotti
Obispo Nacional IDD

0 Comments

Luz en la Pandemia

Filipenses 2:12-18

El mundo está en tinieblas, desde la caída de Satanás, esas tinieblas se han ido incrementando. “La noche está avanzada”, es una expresión bíblica que expresa el avance del mal. Esas tinieblas no se refieren a la oscuridad natural, porque para ello Dios creó los astros y las grandes lumbreras que iluminan la tierra.

Esa expresión hace alusión al mal que cada vez avanza con más fuerza y coloca al hombre en un estado de confusión y desenfreno. En nuestra actualidad podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que es la “hora del mal”. 

Jesús que usa esta metáfora dice que la noche viene cuando ya nadie puede trabajar, es decir, la oscuridad espiritual entorpece (o pretende hacerlo) el trabajo de Dios.

El apóstol Pablo declara que la noche esta avanzada (el mal despliega todo su poder). El mismo llegará a decir que nosotros “ya no estamos en tinieblas” (o bajo ese poder) para que aquel día nos sorprenda (el regreso de Cristo). 1Ts. 5:1-11

En la noche (oscuridad) la gente duerme espiritualmente, se emborracha, produce distracción espiritual y toda clase de males. El mundo entero está bajo tinieblas, bajo el poder del maligno, y en las tinieblas la gente tropieza, se lastima, crea sus propias fuentes de luz, esperanzadas en encontrar una salida. En las tinieblas la gente sufre dolor y miedo, soledad y abandono.

    • Ese joven que optó por el alcohol o la droga, se encuentra en tinieblas, y no logra ver una salida, no encuentra esa puerta que está a su lado, pero en su oscuridad solo encuentra esas opciones que lo están dañando.

    • Esos jóvenes que han optado por una vida violenta, están en tinieblas, no ven otra salida.

    • Los matrimonios que han creído que todo está perdido y solo ven consuelo en las relaciones extra maritales, en el ocultismo o en el divorcio como una solución, están en tinieblas….

    • “El que anda en tinieblas no sabe a dónde va…” Jn 12:35

Podríamos mencionar muchos ejemplos, pero basta con apreciar el rumbo que la sociedad está tomando para reconocer que esta es la “hora de las tinieblas”. Las leyes que los gobiernos promueven y que muchas de ellas ya fueron aprobadas, dejan en claro el rumbo que el país y el mundo están trazando. Un trabajo sigiloso y persistente de muchos años que lentamente fue presentando lo anormal como normal, lo malo como bueno, y como diría el profeta “llamando luz a las tinieblas”. 

Este contexto pandémico que agudiza los problemas de fondo de nuestra sociedad, nuestras políticas y gobernantes, también agudiza el dolor, la depresión y potencia la ansiedad de muchas personas que ven como su mundo poco a poco se hunde y los conduce a una oscuridad mayor.

Sin embargo puedo afirmar con seguridad que no es el propósito de Dios dejar al mundo en oscuridad, el primer capítulo de génesis declara que las tinieblas fueron contrarrestadas por la luz.

Juan 1 dice que las tinieblas jamás prevalecieron contra la luz. La solución de Dios para vencer las tinieblas siempre fue la luz.  Y en este nuevo tiempo, nueva normalidad que se nos impone, la única manera de contrarrestar esta oscuridad es por medio de la luz, lo fue antes y lo seguirá siendo 

Por ello Dios dio al mundo tres fuentes donde encontrar luz, y en ellas vida, paz y salvación. 

 

Dr. José Luis Remotti
Obispo Nacional IDD

0 Comments

Subcategorías

  • Principios Doctrinales
    Principios Doctrinales

    Los principios doctrinales siguientes representan nuestras creencias las cuales, se fundamentan en las sagradas Escrituras Arrepentimiento: Marcos 1: 15; Lucas

  • ¿En que Creemos?
    ¿En que Creemos?

    Creemos: 1- En la inspiración verbal de la Biblia. 2- En un Dios que existe eternamente en tres personas, a

  • Conexión 2030
    Conexión 2030

    IGLESIA DE DIOS LATINOAMÉRICA PLAN ESTRATÉGICO   DESCARGAR Versión Operativa DESCARGAR Versión Compacta       .

  • 1
  • 2
  • 3
 
  • 1
  • 2